parenting

After School Family Moments: Spontaneous and Playful


disclosure: sponsored post by Pepperidge Farm

If you ask me what are those little everyday family moments I enjoy the most with my kids, I will tell you without a doubt, the times I pick them up from school.

I used to not want to do that, so I would have more time to work instead, but after trying out different schedules with Derek and not picking them up for several days in a row, I didn’t like it at all.

I immediately felt I missed them, which was weird because I was really just missing that little bit of time every day.

But guess what? Those moments right after school and during the ride back home are some of the best everyday moments that we have to connect and learn more about each other.

It’s not as easy as it looks!

No, really! It’s not! My kids are NOT the most chatty ones after school, it’s not like they will see me and immediately share what they did all day with me and we all connect, no. And I’m sure lots of other kids aren’t like that either. But I’ve learned a few tricks here and there, from years of doing this, from talking to other moms and from reading parenting books too. So I want to share some with you today.

Here are some tips on how to make those after school family moments more spontaneous and playful:

  • Always have a snack ready for them to eat. I let them eat it in the car, some parents don’t allow this so you can have it ready at home too if you prefer (sometimes we do both!). The kids are ALWAYS hungry no matter what time! I usually bring a combination of fruit and something else. Cheddar Goldfish crackers are always a safe bet, plus they have fun with them! I get a big bag and then make little bunches in separate bags for each of them to have.
  • Release them from the back weight, take their backpacks and lunchboxes. It changes the dynamic so that you become the giver and they feel more relaxed to share and connect.
  • Don’t ask questions. How did it go today? How did you feel? Ask this question to yourself instead: How can I be better for them? What can I do to help them at this moment? Maybe start by making them feel loved and cuddled. You’ll see they will start to open up and share they day easier.
  • Create an after school ritual. Take 15 minutes to just play together as soon as you get home. Imagine you are getting home after a long day at work, do you want to do home chores right away? Do you want to have a meeting about the family budget or get bombarded with questions right away? I don’t think anybody would like that. And that’s how the kids feel after coming home from school, they want to relax and drain the school day before anything else. It helps if we all take 15 minutes to play and be spontaneous together before anybody doing homework or chores or even before having to make dinner. We’ve started doing this and I’m loving it! Of course, we also have some snacking time during these family moments as well!

These are just some ideas for you to start, I think I will never stop learning about parenting! Lately, these little moments are the ones filling me with so much love and rewards.I am becoming more “aware” as a mother on how to get closer to the kids’ hearts and spirit by living the present moments as much as I can (kind of how the kid’s live the every day)! What do you think? What are your favorite everyday family moments where you can get closer to the kiddos?


 

-ESPAÑOL-

MOMENTOS ESPONTÁNEOS Y DIVERTIDOS EN FAMILIA DESPUÉS DEL COLEGIO 

 


Si me preguntan cuáles son los momentos familiares del día a día que más disfruto con mis hijos, te contesto inmediatamente sin duda alguna: cuando los recojo del colegio.

Solía no querer ir a recogerlos, más que todo porque así tendría más tiempo para trabajar, pero después de probar diferentes horarios con Derek y de no recogerlos por varios días seguidos, no me gustó para nada la cosa.

Inmediatamente sentí que los extrañaba bastante, lo cual era raro, porque en realidad no parecía que me estaba perdiendo de taaanto tiempo todos los días.

¿Pero saben qué? Esos momentos justo después del colegio y durante el camino de regreso a la casa son algunos de los mejores momentos de la rutina diaria en los que podemos conectar con la familia y aprender más mutuamente.

¡No es tan fácil como parece!

¡De verdad que no! ¡No lo es! Mis hijos NO son los más habladores después del colegio, no es que apenas los veo vienen y me cuentan inmediatamente lo que hicieron todo el día, no. Y estoy segura de que muchos otros niños también son así. Pero he aprendido algunos truquitos aquí y allá, de varios años sirviendo de transporte (jaja), de hablar con otras mamás y de leer libros para padres también. Así que quiero compartir algunos con ustedes hoy.

Estos son algunos consejos sobre cómo hacer que los momentos cotidianos después del colegio sean más espontáneos y divertidos:

  • Siempre tengan una merienda lista para cuando los vean. Yo les dejo comer en el carro (algunos papás no permiten que los niños coman en el carro), pero también pueden tenerla lista en la casa si lo prefieren (¡a veces nosotros hacemos las dos cosas!). Los niños siempre tienen hambre ¡no importa a qué hora! Normalmente les llevo una combinación de fruta y algo más. Las galletas Goldfish son siempre una buena solución, ¡además de que se divierten con ellas! Las compro en la bolsa grande y les hago bolsitas chiquitas separadas para cada uno.
  • Ayúdenles con el peso que llevan, carguen sus morrales y loncheras. Esto cambia un poco la dinámica y así te conviertes en una persona que está dando en vez de recibiendo en ese momento, y los niños se van a sentir más relajados para compartir y conectarse.
  • No hagan preguntas. ¿Cómo te fue hoy? ¿Cómo te sentiste? En lugar de hacer estas preguntas, háganse esta pregunta a sí mismas: ¿Cómo puedo ser mejor para ellos? ¿Qué puedo hacer para ayudarles en este momento? Tal vez haya que empezar por hacer que se sientan amados y acurrucados y así se van a abrir y van a compartir su día con mucha más facilidad.
  • Creen un ritual diario para después del colegio. Que les parece tomarse 15 minutos para jugar juntos apenas lleguen a casa. Imagínense que ustedes llegan a la casa después de un largo día de trabajo, ¿quieren hacer los oficios del hogar de inmediato? ¿Quieren tener una reunión sobre el presupuesto familiar o ser bombardeadas con preguntas de inmediato? ¡No creo que a nadie le guste eso! Y así es como se sienten los niños después de volver a casa del colegio, quieren relajarse y olvidar un poquito su día en el colegio antes de cualquier otra cosa. Nos ayuda si todos tomamos 15 minutos para jugar y ser espontáneos juntos antes de que alguien haga tareas o deberes domésticos, o incluso antes de tener que hacer la cena. ¡Nosotros hemos empezado a hacer esto y me está encantando! Por supuesto, también comemos algo de merienda en estos momentos familiares!

Estas son solo algunas ideas para empezar. ¡Creo que nunca voy a dejar de aprender sobre la crianza de los hijos! Últimamente, estos pequeños momentos del día a día son los que me llenan de tanto amor y recompensas.

Me estoy volviendo más “consciente” como mamá y, sobre todo, estoy aprendiendo a acercarme más espiritualmente a los niños estando en el presente lo más que pueda. Realmente es así como los niños viven el día a día, ¡estando en el presente!

¿Qué les parece? ¿Qué momentos del día a día son los mejores para ustedes con sus hijos?

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Taina
    March 13, 2017 at 12:37 pm

    Mi hijo es lo primero que quiere hacer (comer) cuando entra al carro despues de la escuela, jajajja.

  • Reply
    Dariela Cruz
    March 18, 2017 at 2:03 pm

    Si! Jajaja, todos como que son igualitos!! jejeje

  • Leave a Reply